>>BUSQUEDA AVANZADA
COMUNITARIAS  |  INTERNACIONALES  |  REPORTAJES  |  ARGENTINA  |  MEDIO ORIENTE  |  ISRAEL  |  CULTURA  |  EDITORIAL  |  HISTORIA  |  FICCION  |  HUMOR
 ISRAEL
15/11/2017
Educación y religión
Una mezcla que resulta peligrosa

Cuando la religión se fusiona con la política, ésta adquiere una gran rigidez y puede fácilmente derivar en una guerra religiosa.
Por José Alberto Itzigsohn *

Este artículo no pretende ser un artículo antirreligioso. La religión es un derecho democrático de cada ciudadano y como tal, debe ser respetado. El comentario y la crítica se dirigen a la intromisión de factores ultraortodoxos en la vida privada de los ciudadanos, en la política interna y en la política exterior de Israel.
Me dirigiré en especial a este último aspecto, que tiene en este momento dos cometidos urgentes: uno, la defensa contra fuerzas que se presentan como irremisiblemente hostiles y cuya meta es la destrucción de Israel; y la segunda, avanzar en el proceso de paz con los palestinos y la mayoría de los países árabes. Es en este terreno que se manifiesta más claramente la intromisión citada.
Debe subrayarse que los pioneros que construyeron las primeras ciudades del Israel moderno eran en su gran mayoría laicos. Esto le pareció una contradicción a una personalidad religiosa muy respetada, el rabino Isaac Abrahan Kook, quien salió al paso afirmando que el establecimiento de judíos en Palestina tenía una trascendencia mística y acercaba el advenimiento del Mesías, por lo cual esos pioneros laicos, sin ser conscientes de ello, eran agentes de la redención.
El rabino Abraham Isaac Kook fundó también una academia de estudios religiosos llamada Mercaz Harab (Centro del Rabino), que tuvo y tiene mucha importancia para la educación de la corriente nacionalista de la juventud religiosa. Este rabino fue sucedido en la dirección de esa academia por su hijo, el rabino Zvi Joshua Kook, quien desarrolló tales ideas influenciado por la victoria de Israel en la Guerra de los Seis Días, uno de cuyos corolarios fue la ocupación israelí de toda Cisjordania. Tomando como base al libro de Yoshua, se afirma que la ocupación es un deber del pueblo judío que ahora se está cumpliendo y del cual no se debe desistir.
Cuando la religión se mezcla con la política, la política adquiere una gran rigidez y puede fácilmente derivar en una guerra religiosa. Como dijo una gran figura religiosa de Israel, Yeshayahu Leibowitz, esa mezcla es muy negativa para ambos componentes: el religioso y el político.

* Psiquiatra y Psicólogo social. Reside en Israel.

 
Nombre y apellido
E-mail
Comentario

 
19/11/2017 / Eliseo Pardo
Religion y politica son llamados a coexistir siguiendo lineas paralelas, y sin interferencias de la úna hacia la otra ... Concibo los elementos que conforman la religion, como un bien objetivo, llamados a ser objeto de estudio, pero afirmo tambien, que su aplicacion deberia ceñirse al ámbito particular, evitando con ello adentrarse en la esfera individual , de aquellos que con legitimidad no se reconozcan en ellos ...
Asi tambien el ejercicio de la politica, no deberiá incurrir en el error, de pretender erigirse en agente "moralizador" de la sociedad, ni indicarle a ésta el camino a seguir, y la forma en la que ésta debe transitar por él , limitando su accion, a la observancia de las leyes en vigor, y a la gestion de los recursos humanos y economicos del pais que dicha sociedad ponga en sus manos , con la debida honestidad y el mayor nivel de eficiencia del que sea capaz ......


16/11/2017 / Roberto Socolovsky
EL PROFESOR José Alberto Itzigsohn ES UN SABIO




  www.nuevasion.com.ar - info@nuevasion.com.ar - Todos los derechos reservados Diseño: Rojamedia.com.ar