>>BUSQUEDA AVANZADA
INTERNACIONALES  |  CULTURA  |  ARGENTINA  |  COMUNITARIAS  |  EDITORIAL  |  REPORTAJES  |  HISTORIA  |  ISRAEL  |  MEDIO ORIENTE
 ISRAEL
07/05/2017
Controversias en torno al último censo
Israel y su mayoría judía

Como es de costumbre, en cada víspera de Yom Haatzmaut, la Oficina Central de Estadística publicó las cifras demográficas de la población de Israel. Esta editorial del periódico Haaretz analiza algunas manipulaciones hechas con las cifras.

En resumen, este año la Oficina Central de Estadística publicó que la población de Israel es de 8,68 millones de personas, 74,7 por ciento de ellos judíos (alrededor de 6.500.000), 20,8 por ciento de ellos árabes (alrededor de 1.800.000) y el resto "otros", principalmente cristianos no árabes. Esta viene a ser la (inequívoca) manifestación numérica del éxito del sionismo en establecer un Estado con una sólida mayoría judía, siendo que esto es una publicación oficial de una agencia profesional autorizada.
Pero el anuncio de la Oficina Central de Estadística es engañoso e incluye muchas imprecisiones y manipulaciones que lo convierten de un informe estadístico objetivo y seco en una ridícula pieza de propaganda.
Empecemos por el número de habitantes de Israel. La oficina incluye a todos los judíos que viven en las áreas bajo su control, entre el río Jordán y el mar Mediterráneo. Pero cuando se trata de los árabes, sólo incluye a aquellos dentro de las fronteras previas a la Guerra de los Seis Días, a los residentes palestinos de Jerusalén Oriental y a aquellos que viven en los Altos del Golán. Los millones de palestinos que viven en Cisjordania y en la Franja de Gaza no son incluidos.
De tal modo, los colonos judíos de Hebrón son considerados "residentes de Israel" e incluidos en el recuento, mientras que sus vecinos palestinos no lo son"...
De acuerdo a un documento oficial de la Administración Civil de los Territorios emitido en 2013, el número de palestinos de Cisjordania ascendía a más de 2.650.000. Si a eso le sumamos los 1.800.000 antes señalados, la cifra alcanzada es de casi 3.500.000. En ese caso, el porcentaje de judíos sería del 57% y el de árabes 30%.
Una de dos: o no se cuentan los colonos como ciudadanos (que es lo que debería ser, siendo que ellos viven en una zona no oficialmente anexada por Israel ni reconocida internacionalmente), y en ese caso el número de judíos se reduciría a 6.100.000 (70%) o se aceptan los números del párrafo anterior.
Algo más:
1. Aceptar lo último (gran diferencia entre 70% y 74% no hay) sería aceptar que los territorios son ocupados, algo que aún si representa una verdad incontestable es rechazado en forma oficial por Israel desde 1967.
2. Más aún. Este "pequeño" cambio, implicaría que los colonos no podrían votar en las elecciones, alterando seriamente el mapa político que se inclina en forma sistemática hacia la derecha y aumentaría la fuerza de los árabes dado que 30% del electorado significarían 36 parlamentarios de 120.
3. Aceptar lo anterior, borrando a los palestinos, implica poder justificar la ocupación ocultando el sustancial cambio demográfico que eso significa.
4. Más aún. Toda vez que se borra a los palestinos, negándoles el estatus de ciudadanos, se evita entrar (oficialmente) en el tembladeral del famoso apartheid, pues en tanto no lo sean no se les está negando derechos que "no les corresponderían".

Traducción: Heriberto Winter

 
Nombre y apellido
E-mail
Comentario

 
11/05/2017 / Eliseo Pardo
La autocrita es necesaria en toda democracia que se précie, y sus médios de comunicacion , haciendo úso de la libertad de expression y el derecho a informar que les asiste, son llamados a contribuir a ella de manera activa y responsable ...
Dicho esto, lo que en cambio resulta a mi juicio negativo, es la practica de una suerte de "autoflagelacion" consistente en magnificar los presuntos errores própios,en detrimento aquellas virtudes que en todo colectivo humano, suelen darse ...
Poner la lupa sobre cuestiones sacadas de contexto y sujetas a interpretacion, con tal de llevar a cabo una oposicion politica, como lo viene haciendo Haaretz, no me parece elogiable desde un punto de vista deontológico, ni sensato en términos éticos ...
Asi pues, lamento discrepar una vez mas, con el señor Brainin, por mas que sus opiniones me parezcan respetables ...


11/05/2017 / Kurt Brainin
Para el Sr. Pardo y para todos los que parecen considerar que, por principio, Israel siempre tiene razón y que cualquier crítica, por moderada que sea, es "autoflagelarse": Está en curso un proyecto de ley según el cual sólo los judíos seríamos allí ciudadanos de primera y los no judíos lo serían de segunda ¿qué dirían ustedes si la Argentina se proclamara "estado de los católicos" y los que no lo somos fuésemos aquí los ciudadanos de segunda?

10/05/2017 / Kurt Brainin
Todos los judíos tenemos mucho que agradecer a "Haaretz" con sus habituales llamados a la realidad y a la cordura. Muy necesarios frente a la locura en que parecen caer cada vez más los que dirigen la política israelí (y quienes los votan) y que tanto compromete el futuro de lo que creen defender. Y, en particular, los judíos argentinos tenemos mucho que agradecer a "Nueva Sion" por hacerse eco de estos artículos.





  www.nuevasion.com.ar - info@nuevasion.com.ar - Todos los derechos reservados Diseño: Rojamedia.com.ar