Historia

Historia

Encuentro de Jacqueline Gies, nieta de un genocida nazi, con la sobreviviente de la Shoá Sara Rus y su nieta Paula Scheinkopf en el Centro Ana Frank Argentina

Cita de generaciones en el ardor de la historia más cruel

Si existen voces poco escuchadas en todo el mundo, éstas son las de aquellos familiares de personas que fueron partícipes activos en la perpetuación de un genocidio. Miedo a posibles cuestionamientos o vergüenza son las emociones que a menudo transcurren en el interior de quienes cargan en su cuerpo y en su mente una historia terrible, insoportable, de las que no fueron ni partícipes, que ocurrieron -en la mayoría de los casos- cuando aún no habían nacido.
El Centro Ana Frank generó un notable e inédito encuentro entre Jacqueline Gies, nieta de un genocida nazi, Sara Rus, sobreviviente del Holocausto y Madre de Plaza de Mayo, y su nieta Paula Scheinkopf. Los relatos, las miradas y los diálogos se dieron en un contexto de silencio y asombro de los presentes. Había una atmosfera de solemnidad, dolor, transcendencia. Con suspiros y una visible comprensión hacia alguien como Jacqueline, que se hace cargo de su pasado con mucha culpa y con el lógico miedo a los cuestionamientos de sobrevivientes de la Shoah o sus familiares.
Durante la primera parte del encuentro, fue Jacqueline Gies quien relató en primera persona la historia de su abuelo Robert Gies, para luego involucrarse en sus sentimientos más profundos al respecto. Luego, Sara Rus contó cuando llegó por primera vez a un campo de concentración. Y por último, Paula Scheinkopf recuperó el sentir de una nieta de sobreviviente.

Historia

Alicia en el país del olvido

Relato en primera persona de una biografía que rescata del olvido a la figura de Alicia Moreau de Justo, una de las primeras médicas egresadas de la UBA y dirigente socialista destacada por su denodada lucha en defensa de los derechos de las mujeres. En particular, el derecho a votar.

Historia

De la esposa de YHWH al monoteísmo

La idea de un único Dios no acompaña al pueblo hebreo desde sus orígenes sino que fue producto de un proceso histórico en el que los promotores del monoteísmo tuvieron que luchar contra tradiciones del politeísmo mesopotámico, que tenían como objetivo el logro de la fertilidad, las cuales también eran habituales entre los judíos.

Historia

Todo, poco o mucho sobre mi tía Susy

Este relato es una pequeña historia de una parte de mi familia materna: pinturas personales sobre Susana Szostak, la hermana de mi madre que hoy pelea por su vida en un Hospital en Israel a sus 87 años. El tiempo de la narración transcurre desde la última dictadura militar, los comienzos de la democracia, el neoliberalismo de Menem, y termina en la crisis del 2001, donde el exilio resquebraja los vínculos familiares en lo cotidiano, para conformarnos con una imagen que nos habla a miles de kilómetros de distancia.
Es un relato personal, y a la vez, un retrato del vínculo entre las generaciones… de lo que nos separa, pero sobre todo de lo que nos une… de la melancolía que se actualiza en un presente continuo y de los legados de la memoria.

Historia

Documental sobre los archivos del gueto de Varsovia

Quién escribirá nuestra historia

Cajas metálicas y tarros para guardar la leche fueron los contenedores de los archivos Óneg Shabat, parte del sistema de resistencia documental que organizó el historiador polaco Emanuel Ringelblum junto con un grupo de colaboradores, viviendo en las peores condiciones en el gueto de Varsovia, durante el nazismo. Y la crónica de esta militancia a favor de la vida se convirtió en la película ¿Quién escribirá nuestra historia? (Who Will Write Our History), de Roberta Grossman, que se proyectó hace unas pocas semanas en el Malba a sala llena.

Historia

Golda y Eva

Una fotografía de dos mujeres dialogando sentadas, nada menos que Eva Perón y Golda Meir, fue el disparador de una detallada indagación acerca del contexto que desencadenó ese encuentro, que refleja fielmente las excelentes relaciones entre Argentina e Israel durante la década del ’40.

Historia

La figura de Gelbard en el debate de los modelos económicos antagónicos de Argentina

El antisemitismo invade la grieta nacional

La perenne discusión sobre la aciaga época de los ‘70 en Argentina vuelve cada tanto. En el plano de la política económica, más allá de sus aciertos, errores o sus intenciones, para ciertos sectores José Ber Gelbard representa al apátrida, el no muerto, el vampiro puntual que justifica su expulsión y, quien lo nombre está tan maldito como aquello que representa como personaje escatológicamente justificado en la historia. El recambio del modelo industrialista, encabezado por Gelbard, por el agropecuario extractivo vino acompañado de un fuerte sesgo antisemita.