Cultura

Natán Furmanski, director del Ensamble Folklórico Latinoamericano:

Zambas argentinas en Israel… y en Cosquín

El Ensamble Folklórico Latinoamericano es un grupo musical que trabaja en Israel desde hace 9 años, especializándose en la música tradicional folklórica y popular sudamericana interpretada con instrumentos típicos. Bajo la dirección musical del argentino Natán Furmanski, el grupo participó en conciertos, festivales y eventos internacionales acompañando a cantantes y músicos de fama internacional como Zamba Quipildor, Monserrat Franco, al cantante chileno Italo Gonzalez, al octeto «Vocal», al cantante entrerriano Roberto Benetucce, Silvia Kiguel y otros. Junto al tenor de ópera de Israel Yotam Cohen, se presentaron exitosamente en el festival Nacional de Folklore en Cosquín en el año 2000.
El grupo musical interpretó la famosa obra argentina del maestro folklorista Ariel Ramírez «La Misa Criolla» un centenar de veces en todo Israel, incluyendo varias presentaciones con la participación del autor en el piano.
El año anterior el grupo acompañó junto al guitarrista Nicolás Brizuela, a Mercedes Sosa en su recital en la sala principal de Tel Aviv.
Este año, el Ensamble Folklórico Latinoamericano junto a la cantante israelí de origen argentino Laila Malcos, fue invitado nuevamente para participar del Festival Nacional de Folklore Cosquín 2004 y elegido para representar a Israel en este evento cumbre.
Sus integrantes son: Laila Malcos (cantante); Marcelo Zuber (quena, zamponias, flautas, percusión, voces); David Karlsberg (arpa paraguaya); Iche Prillotenski (guitarra, tiple, canto) y Natán Furmanski (charango, cuatro, requinto, vihuela, guitarra, canto) quien además es el director musical del grupo. Nueva Sión conversó con él acerca de esta inusual y feliz experiencia.

Abu Ghraib, Gaza

Albert Camus lo explicó de manera inmejorable: no son los fines los que justifican los medios, sino los medios los que justifican los fines. Derribar una tiranía sanguinaria como la de Sadam Husein y ayudar a Irak a convertirse en una democracia moderna es un noble objetivo; pero si, para conseguirlo, las fuerzas militares de Estados Unidos violan los derechos humanos y perpetran en las cárceles de la antigua satrapía torturas tan crueles y abyectas como las que practicaba la Mukhabarat o policía política del viejo régimen, aquel objetivo se desnaturaliza y muda en un mero pretexto. La defensa de la población israelí contra las organizaciones terroristas palestinas que llevan a cabo atentados ciegos contra la sociedad civil es una finalidad perfectamente legítima, pero cuando un Gobierno, como el de Ariel Sharón, se cree autorizado a cumplir ese cometido atacando con misiles aéreos a poblaciones inermes, asesinando niños, mujeres y ancianos, realizando asesinatos preventivos y dinamitando las viviendas de conocidos, familiares o vecinos de reales o supuestos terroristas, ese Gobierno se ha vuelto terrorista y perdido todo derecho a reclamar una superioridad moral sobre los fanáticos empeñados en acabar a sangre y fuego con el Estado de Israel.

Judaísmo:

“Convivir con la diversidad, nuestro vital desafío”

En su carácter de Presidente de la B’nai B’rith Costa Rica (Logia Guésher) y Codirector del Board of Deputies de la B’nai B’rith Internacional -Distrito XXIII-, Moisés S. Fachler fue invitado a participar de uno de los plenarios del 9º Encuentro de Dirigentes y profesionales de Instituciones y Comunidades Judías Latinoamericanas y del Caribe, organizado por The American Jewish Joint Distribution Committee y la comunidad judía de Guatemala durante los días 29, 30 y 31 de octubre, 1º y 2 de noviembre de 2003 -en la ciudad de Antigua, Guatemala-. Fachler supo volcar, en su alocución, con palabras simples la complejidad del momento por el que atraviesan todas las comunidades judías del planeta.
Un tema para reflexionar y seguir conversando. El subtitulado pertenece a la edición de Nueva Sión.

Luis Gutmann, Director del Festival de Cine Judío de la Argentina:

“Si no renovamos el interés por las raíces vamos a perder nuestra esencia”

Casi como un Don Quijote del siglo XXI, Luis Gutmann se lanzó a organizar la primea edición del festival de Cine Judío de la Argentina. Con más expectativas y voluntad que sponsors y con escaso apoyo comunitario, Gutmann logró convocar a casi 6.000 personas interesadas en ver películas relacionadas con la búsqueda de su identidad y con problemáticas tan álgidas o dolorosas como la Shoá, los sobrevivientes del Holocausto, la inmigración y el conflicto de Medio Oriente.
El arte, como muchas otras cosas en la vida, parte de la esencia y de lo cotidiano. Y Gutmann, influenciado por su profesión, supo unir dos mundos, el interno en una búsqueda permanente por la conformación de su identidad, y el profesional dando origen a una propuesta muy saludable y que, esperemos, dure muchas ediciones más.
Nueva Sión conversó con él y aquí presentamos una síntesis de ese diálogo:

“Fue un error histórico no devolver los territorios el 6 de junio ”

El film “La plaza de los sueños”, proyectado en el recientemente finalizado Primer Festival de Cine Judío, lo trajo a la Argentina.
La Academia israelí lo premió por ser el mejor actor de reparto en esa película. Schiloach, quien pasó parte de su infancia en Irán y vive desde los siete años en Israel, es de pocas palabras y parece envolverlo el halo de misterio oriental. Por eso, en el fondo, sus escuetas frases logran desenmarañar definiciones muy concretas que le hacen retomar el valor a la palabra.

Una historia particular:

Descendiendo de los barcos

Cruzaron el Océano dejando atrás el hambre, la miseria, las persecuciones religiosas y políticas, la falta de horizontes. El barco era la promesa de un pasaporte al futuro. El agua era la distancia entre una tierra que se avizoraba como posible y una ajena donde quedaban enterradas las raíces, la historia familiar, los parientes, las costumbres comunes, la patria, los reconocimientos implícitos. Había que navegar mucho más allá del horizonte. Días y días donde ya no estaba la tierra dejada y era imposible imaginar aquella donde había que intentar construir el futuro.
Apiñados promiscuamente en tercera categoría, era difícil desde el fondo de un barco soñar con «hacer la América». La llegada era tan traumática como la partida. Funcionarios a los que no se entendía, apellidos que muchas veces sufrían metamorfosis. Costumbres extrañas a las propias. El Hotel de los Inmigrantes. El ingreso a la Capital. El idioma como traba enorme. Algunos empezaron a buscar trabajo en esa ciudad extraña y europea, habitando conventillos, recorriendo sus calles, golpeando puertas. Otros se dispersaron por la vasta geografía nacional.

Entrevista a propósito de un libro

“Lesa Humanidad”: El nazismo en el cine

Paula Croci (PC) y Mauricio Kogan (MK) son los autores de “Lesa Humanidad”, libro de investigación sobre el nazismo en el cine editado por Editorial La Crujía. En esta entrevista, los autores comparten sus apreciaciones sobre el proceso de investigación, las razones que los llevaron a emprender la redacción del libro y las implicancias de sus hallazgos.

Historia de vida

Entre Bangkok y Jerusalem

Aharón Kay es tailandés y un excelente soldado combatiente en el ejército israelí. De madre no judía. Luego de una obstinada lucha fue reconocido como judío. Hoy es un judío laico que estudia y profundiza en los libros de Halajá. Lo que sigue es una historia de amor hacia Israel.