Cultura

Cultura

Kinder Iorn/Mizmor shir, de Enrique Grinberg

Parte del mar

¿Cómo transmitir a nuevas generaciones una pasión que el presente insiste en teñir de pasado? Esa parece ser la pregunta que motiva la producción discográfica de Enrique Grinberg, que acaba de editar su segundo CD “Kinder Iorn/Mizmor shir” (2017), luego de “Basavilbaso, shteitele di main” (2015).
Por Leo Naidorf

Cultura

Janucá

Los milagros y las maravillas

Janucá, la festividad de las luminarias, Janucá y el aceite que era para un día y duró ocho, Janucá y las nueve pequeñas velitas de colores que encendí de niña y la perinola y “Ma’oz   tzur   ieshuatí”. Nada de eso es esta fiesta para mí. Desde el territorio mágico de las lecturas de mi infancia, Janucá fue, es y será siempre la historia de cinco hermanos nacidos en la aldea de Modín. Los hermanos Macabeos. Mis gloriosos hermanos.
Por Laura Kitzis *

Iniciativa de Judaísmo Laico - Comunidad Virtual Humanista

Los heterodoxos sefaradíes – La herética trinidad

En la historiografía del pueblo hebreo, es común atribuir los cambios revolucionarios en la mentalidad judía a los correligionarios ashkenazíes del centro o del este de Europa. Si bien en la mayoría de los casos esta afirmación tiene un gran porcentaje de correlación, existen a grandes revolucionarios de la mentalidad judía moderna cuyo origen es puramente sefaradí.
Por Rabino Andy Faur

Cultura

Iniciativa de Judaísmo Laico - Comunidad Virtual Humanista

¿Jérem / Anatema como herramienta de imposición doctrinaria?

El 24 de noviembre de 1632 nació en Ámsterdam Baruj (Benedicto / Bento) Spinoza, hijo de criptojudíos que huyeron de Portugal a los Países Bajos, donde retornaron al judaísmo. La comunidad judía en Ámsterdam gozaba de libertad de culto y el gobierno de la ciudad permitía a los criptojudíos que huían de Portugal o España retornar al judaísmo.
Por Rab. Dr. Efraim Zadoff

Cultura

Una ficción sobre el antisemitismo en Hungría

Del peligro y la revelación

Hace un mes yo vagaba por Budapest como un fantasma. Mi novia húngara (en realidad, medio judía) me había dejado por un actor alemán. Era un actor mediocre que trabajaba de extra, siempre haciendo de nazi, en las innumerables películas sobre nazis que se ruedan en Budapest. Mi exnovia (que era medio judía, aunque ahora que lo pienso, ¿qué significa íntimamente ser medio judío? Un judío no puede saberlo) y el alemán se habían conocido en una fiesta de Acción de Gracias, organizada por un medio judío americano residente en Hungría. Yo no sabía qué estábamos agradeciendo, pero cuando vi que Hans se acercaba a Kata con decisión, y Kata, mucho más baja, lo miraba con admiración me di cuenta que esa noche yo no tendría mucho que agradecer.
Por Pedro Lerman

Cultura

XI Muestra DOCA

Impuros

El largometraje documental que aborda el tráfico de mujeres a principios del Siglo XX en Argentina, dirigido por Florencia Mujica y Daniel Najenson, producido por Rodolfo Duran y Shlomo Slutzky, con el apoyo del INCAA y la investigación de Myrtha Schalom, será exhibido el domingo 12 de noviembre a las 19.00 hs. en una función especial de pre-estreno en el marco de la muestra anual que realiza la asociación de documentalistas DOCA en el Espacio Cine Gaumont.

Cultura

El Experimento Milgram

Animales obedientes

Se encuentra disponible en la plataforma Netflix un notable film sobre un estudio controversial. “El Experimento de Milgram” aborda el trabajo de Stanley Milgram, psicólogo que en 1961 llevó adelante una serie de experimentos sobre la obediencia absoluta a la autoridad, tratando de responder a una sencilla pregunta: ¿Cómo es posible que personas “normales” sean capaces de provocar dolor a otra persona desconocida, sólo porque alguien así lo ordena.

Cultura

Shlomo Sand – Ser (o no ser) judío hoy

Contra el etnocentrismo

El historiador israelí Shlomo Sand, inscripto en el campo “revisionista” de la historia oficial israelí, ha escrito un ensayo publicado por Editorial Bellatierra que vuelve sobre una pregunta clásica de los últimos ¿200? años: el significado de definirse como judío hoy. Para el debate.
Por Ricardo Aronskind *