Estreno el jueves 13 de septiembre, en el cine Gaumont

Disculpas por la demora

Unos años después de Sin punto y aparte, su anterior coproducción argentino-israelí, nuestro histórico colaborador Shlomo Slutzky estrena en Buenos Aires un documental que codirigió con Daniel Burak y que nos vuelve a remontar a la última dictadura cívico-militar, con la particularidad en este caso de narrar una historia entramada en su propia familia, en la que hubo "un doble desaparecido”.

Shlomo Slutzky  no podrá estar en Buenos Aires esta vez en el estreno comercial.  Se encuentra en Israel, en medio de la definición de una batalla pública y ante la Corte Suprema israelí para exigir la extradición a Argentina de Anibal Gauto, el  sospechoso de crímenes de lesa humanidad que ilegalmente encontrara asilo en Israel, y que está relacionado con el caso. Además, la película se estrenará también en Tel Aviv el próximo 20 de septiembre.
Si bien prefiere el diálogo con el público en la intimidad que se produce al término de la proyección, Shlomo conversa con Nueva Sión y nos adelanta una sinopsis de Disculpas por la demora  en primera persona.
“Disculpas por la demora tiene que ver con demasiado tiempo pasado. En 1977, cuando las garras de la dictadura cívico-militar argentina secuestraron, asesinaron e hicieron desaparecer al primo hermano de mi padre, el Dr. Samuel Sami Slutzky, mi familia en Buenos Aires –por miedo, como muchos  argentinos- se alejó y no ayudó a los dos huérfanos que la organización Amnistía Internacional logró sacar como niños-refugiados a Holanda”, relata Slutzky.
“Todo esto me era desconocido en Israel, donde vivo desde mayo de 1976 -agrega-. Cuando me entero -años atrás- de este esqueleto que mi familia guardó en el ropero durante décadas, entiendo que desde este momento la lucha por los DD.HH. no será más una bandera moral que levantamos en Argentina, Israel y en cualquier lugar, sino un ineludible compromiso personal
“En un intento de pagar la deuda familiar, decidí asistir al juicio contra los asesinos del Centro de Detención Clandestino “La Cacha” en La Plata  junto con Mariano Slutzky, cuyos ojos de niño debieron ver cómo detenían, golpeaban y secuestraban a su padre en junio del 77. Y emprender  la persecución de un sospechoso de complicidad con el asesinato, quien paradójicamente lograra encontrar refugio en Israel.  Juntos, con Mariano, abordamos al doloroso “juicio” a los Slutzkys, mi familia  en Argentina, la que tanto quiero, y a quienes les cabe el beneficio de la duda sobre si actuaron a la altura de las circunstancias”, .
Shlomo nos relata que a su co-director, Daniel Burak, lo conoció en un curso de scoutismo a los 12 años a fines de los sesenta en el club Hebraica de Buenos Aires. La vida los llevó por diferentes rumbos y militancias, pero los volvió a juntar en Neveh Sharet, un humilde barrio de estudiantes e inmigrantes en Tel Aviv una década después.
Daniel volvió con la democracia a la Argentina en 1984, y Shlomo construyó su familia y su vida en Israel. En 1999 se volvieron a escontrar cuando Daniel Burak era el propietario y director de ADART PRODUCCIONES (Junto con Alejandro Gruz), y desde entonces han colaborado en la producción de varios documentales.
Shlomo admite que envidia la posibilidad de Daniel de dialogar con el público en el Gaumont de Buenos Aires, pero agrega: “Me parece que Daniel envidia no menos mi encuentro con el público israelí, en la Cinemateca de Tel Aviv”.

TRAILER: https://vimeo.com/278526952