Torat Haim es la 30ª yeshiva que recibe más fondos

El gobierno israelí financia a rabino antisionista

Según denunció el diario Haaretz, durante los últimos cinco años el Ministerio de Educación de Israel destinó NIS 15 millones a la yeshiva Torat Haim, cuyo rabino principal, Rabbi Shmuel Tal, define al Estado de Israel como “una abominación”.

Desde que la yeshiva de Shmuel Tal fue evacuada de Neveh Dekalim, en Gaza, y reubicada en Yad Binyamin, una comunidad religiosa ubicada en el sur de Israel, recibe financiación adicional a la que regularmente distribuye el departamento de Torá del Ministerio de Educación, junto con el resto de las instituciones educativas evacuadas durante la Desconexión de Gaza.
Sólo el año pasado, la yeshiva de Tal recibió NIS 3.8 millones; sin dudas, un presupuesto preferencial, ya que la posiciona como la trigésima en el ranking de las 1206 instituciones que reciben fondos de la repartición estatal, incluidas las yeshivot ultra ortodoxas, las hesder (donde combinan el servicio militar), las instituciones para mujeres, y otras.

Tal viene de una tradicional familia de religiosos sionistas (su hermano Nahum Langental fue diputado por Mafdal), y fue uno de los líderes de la colonia Gush Katif, en la Franja de Gaza. Pero en el año 2005, inmediatamente después de la desconexión, empezó a manifestar posturas antisionistas radicales, e incluso desde las Fuerzas de Defensa de Israel temieron que su yeshiva fuera un foco de particular resistencia a la evacuación. Sin embargo, Tal abandonó la franja pacíficamente.
Luego de restablecer su yeshiva en Yad Binyamin, Tal comenzó su prédica antisionista. En un fuerte gesto simbólico, canceló la celebración de Yom Haatzmaut y enseña a sus alumnos que el Estado de Israel es una profanación que lucha contra Dios. “Debemos decidir: ¿es Dios el rey o los líderes que lo niegan y luchan contra todos sus santos preceptos?”, afirmó en una entrevista publicada por el semanario Mishpacha en el año 2007.

Sin embargo, la sucinta respuesta oficial que recibió Haaretz por parte de la cartera educativa fue que la yeshiva de Tal aprobó todas las inspecciones que el Ministerio hace periódicamente a las instituciones que financia.
Con todo, y a pesar de que Tal explicitó que su yeshiva cortó todo vínculo con la cultura secular, en paralelo anunció que iban a continuar prestando el servicio militar. Asimismo, y en paradójica contradicción con su intención de aislarse del ámbito laico y sus posturas radicales, el rabino afirmó que su antisionismo no incluye a la sociedad israelí en general. Por eso, entre otras actividades, Tal estableció escuelas de teatro, medios y psicología.

Notas Relacionadas