Derramando la sangre de las lenguas

En la cultura judía, los conceptos relatar y corte, así como libro y circuncisión, están intrínsecamente vinculados desde la raíz de la misma lengua hebrea. Este vínculo inseparable, en el que el pacto con Dios y con su Ley toma cuerpo a través del libro y del relato, supone un corte, una marca que abre al mundo del símbolo y establece una relación estructurante en el interior de la tradición hebrea.